27 de mayo de 2008

Respuesta a los 13 puntos peronistas

Los 13 puntos del PJ

La respuesta de Sine Metu

"El Partido Justicialista, ante el antidemocrático ataque que con ánimo destituyente y falta de respeto a la voluntad popular se ha hecho a la Presidenta y a los Gobernadores, se ve en la obligación de fijar claramente su posición política". El partido gobernante acusa al sector agrícola de golpista.
"No es que sorprenda que tales actores, en nombre de la defensa del campo, incurran en esa práctica, que no hace más que retrotraernos a jornadas de 1930, 1955 y 1976, cuando aquel ánimo destituyente fructificó en golpes de estado, siempre argumentado en contra de acciones de los gobiernos elegidos por el pueblo, para culminar apoyando planes como el de Martínez de Hoz". Le endilga al sector el haber sido el causante de todos los golpes al peronismo y de uno de los golpes al radicalismo (el único que ocurrió antes que el peronismo existiese).
"Lo que sí sorprende es la virulencia de un lock-out salvaje e interminable con el que pretenden erigirse en dueños del derecho a transitar, se ufanan de desabastecer y no les importa encarecer los alimentos que las familias argentinas necesitan en su mesa". Este gobierno, y sus dos antecesores, se ufanaron de no judicializar la protesta social, permitiendo y avalando cuanto corte de rutas, calles, plantas industriales realizaron los grupos de izquierda y ultraizquierda simpatizantes con sus políticas.
"Sorprende que en esas condiciones pretendan que pueda haber un diálogo bajo presión; sorprende que invoquen voluntad de diálogo cuando sólo conciben ganar o ganar, sorprende que hablen de dialogar cuando simplemente desacreditan o conciben a las autoridades electas como un obstáculo". Y qué es acaso lo que pretende el gobierno, y el presidente del partido gobernante, quién declaró que quería verlos "de rodillas"? Este gobierno no concibe ceder, porque tiene tanto miedo a que se descubra lo débil que es que daría cualquier cosa para evitar una capitulación.
"En defensa de la voluntad popular respaldamos la labor de la Presidenta de la Nación, doctora Cristina Fernández de Kirchner y la de los Gobernadores, en especial cuando dan pasos sustanciales para una mejor distribución de la riqueza, que no puede hacerse sin que los que más tienen pongan más". Este gobierno perdió las elecciones en las grandes ciudades, y logró llegar al poder gracias a los votos que sacó en la Argentina profunda. Pues bien, ahora traiciona a los mismos a los que lo votaron.
"En consecuencia, exigimos pleno respeto a la voluntad popular y no consentiremos callados ningún artero ataque al gobierno nacional y popular que conducen". Los pobres votantes del frente para la victoria sólo votaron por la continuidad de las políticas de Néstor Kirchner, sin darse cuenta que en realidad estaban eligiendo al engendro traidor basado en el lema "el cambio recién comienza". Nadie supo jamás en qué consistía ese cambio. No puede haber más traición a la voluntad popular que la realizada por este gobierno.
"Sostenemos la vigencia del modelo de país que estamos construyendo". El modelo de país que están construyendo tiene los días contados, y les estallará en sus manos.
"Destacamos el esfuerzo realizado para ayudar al desarrollo del sector agropecuario con múltiples medidas". Qué extraño que ninguna de las entidades agropecuarias sea capaz de destacar ese esfuerzo. Por el contrario, le endilgan a Néstor y Cristina Kirchner ser un obstáculo para que el campo se desarrolle.
"Como resultado de esas políticas, la superficie sembrada aumentó de 26,1 a casi 32 millones de hectáreas". La superficie sembrada aumentó porque el precio de la soja voló por las nubes. Nada tuvo que ver ninguna política gubernamental, ya que todas ellas fueron tendientes a la desincentivación de la producción.
"En su intento por constituirse en un partido agrario de oposición política, los pretendidos dirigentes rurales insisten en su rechazo al modelo, a la política económica y a las políticas agropecuarias insistiendo en que quieren ir mucho más allá de las retenciones, agraviando y descalificando, buscando imponer y no dialogar". Esta es una actitud censuradora de la libertad de expresión, ya que si el campo quiere hacer un partido político está en todo su derecho, y seguramente se nutriría de gran cantidad de peronistas desengañados. Nadie ha sido más agraviado y descalificado que el sector agrario, que sufrió medidas abusivas, mentiras, indiferencia gubernamental, engaños y traiciones.
"No se nos escapa que es una disputa de intereses en donde se debe ceder renta. Un dos por ciento de los productores, que concentran el 50 por ciento de la producción, no quieren aportar al país los casi 750 millones de dólares correspondientes". El gobierno se debería preocupar por desarrollar las condiciones para que esa renta extraordinaria procedente de precios extraordinarios, fuera reinvertida en el país. Lamentablemente las condiciones de inversión son cada vez más hostiles para el capital (excepto el de los amigos del poder).
"Por supuesto no confundimos la actitud de quienes denunciamos, con aquellos pequeños y medianos productores, mujeres y hombres de campo esforzados, que conforman todos y cada uno de nuestros pequeños pueblos, a quienes seguimos convocado a esta lucha por construir un nuevo país en un diálogo que construya nuevos consensos". Para que se vayan enterando, los más virulentos en la protesta, los más indignados, son precisamente los pequeños productores, los que votaron masivamente a Cristina y fueron vilmente traicionados.
"Frente a los agoreros y golpistas que pretenden en definitiva detener los cambios y repetir la historia de largos desencuentros de la Patria, como en el 30, el 55 y el 76 y otros golpes de Estado, desde el Partido Justicialista, con apertura y pluralidad asumimos el compromiso de seguir construyendo una nueva Argentina, porque queremos luchar por lo que nos falta, poniendo todo lo que nos sobra: coraje, energía y entusiasmo por un país para todos los argentinos. La Patria somos todos". La patria somos todos. Vayan acostumbrándose a que no son sólo los peronistas. Da risa leer palabras como apertura y pluralidad en la misma frase que partido justicialista. El partido que jamás dejó gobernar a otros que no fueran ellos. El partido que impidió que Alfonsín y De la Rúa terminaran sus mandatos con sendos golpes civiles. El peronismo kirchnerista es el partido del odio, y los argentinos estamos hartos del odio entre compatriotas.

3 comentarios:

BlogBis dijo...

Es un suicidio masivo del kirchnerismo. Y pensandolo bien, no se si antes de suicidarse no están asesinando al peronismo.

No va a venir mal.

Anónimo dijo...

Hace más de un año que creo que vamos a terminar agradeciéndole mucho al quirrrrnerismo por haber destruido el partido justicialista. Quizás hasta se merezcan un reconocimiento por ello.

Anónimo dijo...

La parte buena de todo esto es, que este es el principio del fin o el fin del principio, de esta Lacra que nos gobierna, abrazo Willie.


la vieja boya lagunera

Related Posts with Thumbnails